martes, 17 de octubre de 2017

2da evaluación institucional externa CONEAU 27


Estimada comunidad universitaria:

El Comité de Pares Evaluadores se expidió en relación a Extensión y Producción de Tecnología y Transferencia:

“La Universidad Juan Agustín Maza tiene muy bien internalizada la importancia de las actividades de Extensión con una larga tradición interna y gran receptividad en el medio. La Universidad define a la actividad de Extensión como una función sustantiva de la Universidad que incluye no solo los conceptos clásicos en su vinculación con el medio social, sino que es más abarcadora. Las actividades se direccionan no solo al medio externo, sino como actividades extracurriculares hacia dentro de la Universidad.

A partir de la modificación del actual Estatuto de la UMaza en 2006 se creó el Vicerrectorado de Extensión Universitaria. Este organismo es el encargado de la interacción entre la Universidad y la comunidad, tendiente a su vinculación integral, y la inserción de la UMaza en el medio.

Entre las actividades de gestión conferidas al área del Vicerrectorado de Extensión Universitaria definidas en el actual estatuto se incluyen: programar actividades las actividades de extensión, las relaciones institucionales y de extensión cultural, intervenir en la redacción de convenios con instituciones y empresas, organizar actos protocolares, realizar difusión de las actividades de UMaza que incluyen la publicidad de la oferta educativa, programar y supervisar las actividades de investigación, organizar las actividades de la oficina de Bienestar Estudiantil, elaborar el plan anual de becas de ayudas estudiantiles, elaborar y redactar la Memoria Anual. Además el Vicerrector de Extensión debe oficiar de Secretario de Actas en la Asamblea de Asociados.

Para llevar a cabo estas tareas cuenta con 5 direcciones:

  1. Dirección de Ciencia y Técnica (gestión de Investigación y coordinación del Comité de Investigación)
  2. Dirección de Extensión y Vinculación (gestión de Extensión y coordinación del Comité de Extensión) 
  3.  Dirección de Comunicación Institucional (Prensa, Diseño, Informes, Conmutador, Community Manager)
  4. Dirección de Recursos Humanos (Bienestar Docentes y No Docentes)
  5.  Dirección de Relaciones Internacionales.

Además, dentro del Vicerrectorado de Extensión Universitaria existen áreas de gestión de menor rango: Bienestar Estudiantil, Recreación y Deportes. También figura en el organigrama una Secretaría Técnica con responsabilidad en el Voluntariado y Responsabilidad Social Universitaria”


Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

jueves, 12 de octubre de 2017

2da evaluación externa institucional CONEAU 26


Estimada comunidad universitaria:

Los pares evaluadores en relación a la política de difusión de las actividades de investigación expresaron:

“La UMaza a partir de la primera evaluación externa institucional ha establecido una política más enfática para poder dar una mayor visibilidad a la producción científica.


Rastreado por “Scorpus” bajo la filiación “Universidad Juan Agustín Maza” y/o “UMaza” y/o “Juan A. Maza", el sistema internacional que incluye artículos indexados en revistas con arbitrajes indican 42 documentos de UMaza para todos los años (en IAI se indican 60 para el rango 2007-2013, diferencia menor que es usual).

La mayoría de las publicaciones indexadas son a partir del 2010 y en un gran porcentaje provienen del área de la Salud, que aporta más del 70% de las publicaciones sumadas en todas sus formas.

Las ponencias en Jornadas y Congresos constituyen la mayor parte de las publicaciones, reportándose un total de 442 para todas las áreas para el período 2007 – 2014, lo que indica una muy buena actividad y continuidad en la producción.

Sumadas las publicaciones en revistas con arbitrajes ( 60), sin arbitrajes ( 28) y libros y capítulos de libros ( 24), se reportan unas 112 en total para el mismo período, haciendo una relación presentación congreso/publicaciones ( 442/112) de aproximadamente 4, que aparece como razonable, indicando que no hay una excesiva repetición de presentaciones. Sin embargo, ante la gran producción de presentaciones en jornadas y congresos, parece escasa la cantidad de publicaciones en revistas con arbitraje, generalmente consideradas más adecuadas para observar la competitividad y calidad de los grupos de investigación consolidados.

El soporte institucional para publicaciones es muy adecuado en la UMaza. En 2012 se creó Secretaría de Comunicación Científica cuya función es generar la estrategia comunicacional para la difusión de la producción científico-tecnológica. No se informa la dependencia jerárquica de esta Secretaría dentro del organigrama del Vicerrectorado de Extensión, pero se deduce que funciona dentro de la Dirección de Comunicación Institucional.

La Universidad posee una Editorial y una Imprenta propia en crecimiento, lo cual es importante de destacar. En las entrevistas se mostraron libros de registro y publicaciones de las Jornadas de Investigación de la UMaza de varios años ( registro ISSN 2314 – 2170 ).

Recientemente se creó el Programa Integral para el incremento de Publicaciones Científicas, con la idea de formar conciencia sobre la importancia de la publicación científica de calidad e indexable en los sistemas internacionales con acciones concretas para promover la profesionalidad en la escritura científica (RR 1440/15). 

Conciente de la necesidad de coordinar las acciones de CyT en sintonía con las disposiciones nacionales, la UMaza ha adherido al Sistema Nacional de Repositorios Digitales (SNR), lo que se efectivizó mediante la Resolución 086/15 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.



Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

2da evaluación institucional externa CONEAU 25

Estimada comunidad universitaria:

Habiendo finalizado las II Jornadas Internacionales de Investigación, Ciencia y Universidad y las IX de UMaza, continuamos comunicando lo evaluado por CPE:

“Sin dudas la Universidad Juan Agustín Maza ha promovido estímulos para el desarrollo de la investigación entre sus docente en los últimos 5 años. La cantidad de investigadores se ha incrementado notoriamente en cada convocatoria. Sin embargo, los recursos para dedicación no pudieron ser aumentados en la misma medida con horas semanales y la relación horas/investigador disminuye de 10hs semanales promedio en 2008 a 5 horas semanales para las convocatorias 2011 y 2013. Un promedio de 5 horas semanales no lo consideramos óptimo como dedicación para un docente/investigador si se aspira a tener mayor competitividad (caso de 20/30 horas semanales de investigación para una dedicación completa, como ocurre en centros competitivos en el país) . En vista a que el financiamiento surge casi exclusivamente de los aranceles de grado, la opción de mayor dedicación por esta vía resulta muy limitada. En este sentido la UMaza debe optar por incrementar la dedicación con recursos propios a costa de contener a menos investigadores o expandir las políticas de captación de RRHH formados en investigación, financiados con otras fuentes con lugar de trabajo en UMaza.

A juzgar por las innovaciones en las políticas de Ciencia y Técnica introducidas en 2015, la UMaza parece optar y dirigirse por un razonable camino mixto de incrementar la calidad interna y ofrecer como lugar de trabajo para investigadores con financiamiento externo.

Es escaso el número de investigadores doctores y también de los que mantienen relación con el CONICET. Si bien la UMaza cuenta con numerosos posgrados (Maestrías y Especializaciones) con razonable cantidad de alumnos e impacto en el medio y entre sus docentes, no posee la carrera de Doctorado. Por lo tanto, los doctorandos con lugar de trabajo en la UMaza y con posibles incentivos internos deben ser alojados en carreras de Doctorando acreditados en otras Universidades.

La infraestructura para la investigación básica general para el desarrollo de I+D resulta muy adecuada. La gran mayoría de la infraestructura disponible está alojada en los edificios de la sede Gran Mendoza, con excepción del Hospital de Grandes Animales que se encuentra en sede Norte. El equipamiento básico de laboratorio en general es muy bueno, especialmente para la docencia básica experimental y la de avanzada, incluyendo el estudio de Cine, Radio y TV, como también el Hospital de Pequeños Animales.

Se dispone de algunos laboratorios muy equipados destinados específicamente para las actividades de investigación, con gran potencialidad de servicios y de uso múltiple); es el caso del GENAR, Laboratorios de Biología Molecular y Celular, el LINA, Laboratorio Farmaceútico, Instituto de Investigaciones Enológicas. Sin embargo, puede apreciarse que es escaso el lugar para la incorporación de nuevos investigadores, futuros doctorandos y becarios si estos desarrollaran su tarea con dedicación completa en la Universidad”.



Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

Bicentenario Cruce de Los Andes

miércoles, 4 de octubre de 2017

2da. evaluación institucional externa - CONEAU 24

Estimada comunidad universitaria:

“Como se indicó anteriormente la UMaza tiene una fuerte convicción de incrementar su masa crítica de docentes investigadores competitivos y viene realizando un esfuerzo notable en fondos, infraestructura y en política institucional para tal fin. De acuerdo a lo declarado, en 2013 – 2014, la UMaza contaba con unos 100 investigadores, definidos como tales de acuerdo a la normativa interna. Ese número es cuatro veces mayor al del año 2006, lo que refleja una política institucional muy positiva.

La mayoría de estos investigadores se sostienen a partir de financiación propia. Se trata de docentes a los que se les incrementa la dedicación mediante la asignación de horas de investigación como política dentro de los proyectos aprobados. Esto es así en vista a que muy pocos investigadores son provistos con salarios de otras Instituciones con lugar de trabajo en UMaza. Los investigadores/becarios de doble dependencia con lugar de trabajo en UMaza no llegan a más del 3% del total. Este porcentaje se incrementa en alguna medida con aquellos vinculados de alguna forma con UMaza (convenios, proyectos conjuntos), y configura una masa crítica incipiente de grupo semilla con doble dependencia.

Los investigadores del CONICET con lugar de trabajo en la UMaza son 3, otros 17 participan en convenios para actividades de investigación con la Universidad. En la UMaza hay seis investigadores categorizados con el sistema Nacional de Incentivos a los docentes investigadores.

La UMaza ha dado especial atención a los estudiantes de grado con vocación para iniciarse en investigación científica. Se puede apreciar el marcado incremento de becarios asociados en los proyectos para las distintas convocatorias. En la correspondiente al 2013 se declaran 78 becarios, lo que configura un ratio de casi 0.8 becario alumno/investigador, muy razonable para los stándares.

Cabe la aclaración que de acuerdo a la normativa previa al 2013, el becario es un alumno de grado avanzado que se asocia a un proyecto de acuerdo a concursos en cada Facultad con 4 a 6 horas semanales extracurriculares dedicadas a la investigación. Si bien este sistema permite iniciar a estudiantes motivados por las actividades de investigación, se interrumpe cuando el estudiante se gradúa. Esto será subsanado con la nueva reglamentación de la convocatoria 2015, ya que en esta se ha instaurado el Becario Diplomado ( para graduados ) como posibilidad de continuidad para el Becario Estudiantil una vez finalizado los estudios de grado.

La dedicación a la investigación que puede ofrecer la UMaza aparece como una de las principales dificultades para una mejor competitividad.”

Cordial saludo.



Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

Bicentenario Cruce de Los Andes


2da. evaluación institucional externa - CONEAU 23

Estimada comunidad universitaria:

El Comité de Pares Evaluadores (CPE) de CONEAU continuó analizando la dimensión investigación:

“Deben señalarse las importantes acciones recientes en relación a las actividades de I+D en la UMaza que resultarán en beneficios a mediano y largo plazo.

  1. Convenio MINCyT y UMaza para la evaluación de la función de Investigación (acta compromiso Convenio MINCyT – UMaza 095/15) y que estará concluida para finales de Diciembre 2017. Para tal fin se ha creado la Comisión Técnica correspondiente al proceso de Autoevaluación de la función I+D de UMaza.
  2.  Intención de adoptar el sistema SIGEVA de CONICET para la gestión de proyectos I+D en UMaza.
  3. Intención de firmar el convenio CONICET – UMaza para fortalecer las actividades de I+D en la UMaza con acciones conjuntas para la formación de RRHH y formación de Unidades Ejecutoras de doble dependencia.

El financiamiento del sistema científico en las Universidades argentinas tiene 3 componentes principales:

  1. Recursos humanos con sueldos y becas.
  2. Insumos e equipamiento
  3. Gastos indirectos, representados por infraestructura y servicios.

La UMaza no tiene Institutos o Centros del CONICET, al modo conocido de “doble dependencia” y nula captación de fondos públicos concursables (FONCyT) de manera que debe afrontar los 3 rubros con su presupuesto que proviene básicamente de los aranceles de las carreras de grado.

Los fondos propios asignados otorgados al área de Ciencia y Técnica ha ido en franco incremento desde el 2010 a la actualidad. Así también el incremento de investigadores en la UMaza desde 2006 lo que permite concluir que las políticas de atraer docentes para las actividades de investigación ha sido muy exitosa. Es necesario, además, señalar que esta mayor demanda requerirá incrementar los fondos asignados a la investigación si se quiere evitar un impacto negativo sobre la calidad.

La UMaza informa, no obstante, que los investigadores han recibido fondos externos como soporte a las actividades científicas (viajes, insumos y equipamiento). En el período 2013 – 2014 alcanzaron un valor menor a $350.000.- y aportes del extranjero de 5000.- dólares.

La mayoría de los fondos propios se destinan a financiar los gastos que demandan las horas de investigación de los docentes y becarios (alumnos de grado) a fin de incrementar su dedicación y vincularse a los proyectos aprobados. Gran porcentaje de los fondos son asignados al área de Salud que junto a Veterinaria, aparecen con mayor desarrollo (teniendo en cuenta los fondos asignados y por la producción de publicaciones)

Surgió de las entrevistas que, después de financiar las horas semanales dedicadas a la investigación, se asignará un monto de unos $15.000 – 20.000/ año por proyecto para financiar gastos menores.

Por otro lado la UMaza ha sostenido con equipamiento e infraestructura laboratorios específicos de investigación: es el caso del GENAR, el Laboratorio de Biología Molecular y Celular, el Laboratorio de Investigación en Nutrición Aplicada, el Laboratorio Farmaceútico “ Ana Paganotto” con servicios a terceros y también el Instituto de Investigaciones Enológicas y Agroindustria.”



Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

Bicentenario Cruce de Los Andes


lunes, 2 de octubre de 2017

BID, educación, ciencia y técnica 3

Estimado claustro universitario:

El BID a través de su División de Ciencia y Técnica expresan que la tecnología y la innovación pueden convertirse en herramientas claves para mejorar la equidad, dando respuesta a los desafíos sociales más relevantes.

Las soluciones a muchos problemas sociales que afectan a Latinoamérica y el Caribe no tendrían que surgir por casualidad sino por diseño y en ello las Universidades tienen un rol fundamental. Por ello, apoyarse en actores públicos y privados en la generación, implementación y difusión de innovaciones de alto impacto social a través de procesos que cuenten con la participación de estos actores de diversos sectores y disciplinas. Se debe hacer énfasis en involucrar a los beneficiarios finales en la identificación y priorización de sus problemas, así como la implementación y escalamiento de las soluciones. Se tiene que promover el uso de tecnologías y otras metodologías colaborativas para facilitar la articulación de la oferta y la demanda, y para democratizar la innovación.

Desde el 2010 el “innovation Lab ( I-Lab) del BID aplica la metodología de la innovación social generando plataformas donde los propios ciudadanos definen y priorizan sus problemas y capacidades, intereses y recursos para obtenerlos de: gobiernos, universidades, empresas y ONG a nivel no solo local sino regional y mundial.

Las alianzas público – privadas, universidades – empresa son esenciales para el BID con el objetivo de materializar innovaciones de gran impacto social, logrando una gran asistencia técnica y financiamiento, que apuntaría a maximizar el impacto social del dinero de los contribuyentes movilizando recursos adicionales desde el sector privado.

El ámbito de problemas sociales que pueden abordarse y enfrentarse por medio de la innovación es muy amplio. La priorización que los gobiernos hacen de temas tales como: el mejoramiento de la educación escolar, la mortalidad infantil, la malnutrición, etc, es determinada por su agenda social. El BID participaría, una vez establecida estas prioridades: a – determinar los desafíos más apremiantes con la participación de los beneficiarios, b – identificar las soluciones, con empresas, emprendedores y universidades entre otros, c- identificar las innovaciones con mayores posibilidades de impacto social y finalmente d- ampliar la escala de estas innovaciones.

El principio básico del BID es maximizar los recursos y las capacidades públicas y privadas disponibles para aportar soluciones a los problemas de la sociedad especialmente a los de los grupos más excluídos.

Vivimos una época de transformaciones tecnológicas que lamentablemente favorece más, dicha exclusión social. Nuevas tecnologías, especialmente las relacionadas con la comunicación, están generando ideas e innovaciones originales por medio de la integración de grupos interdisciplinarios geográficamente dispersos, en ello deben tener una gran participación las Universidades. Al mismo tiempo, estas tecnologías facilitan que la gente se mantenga informada acerca de las desigualdades existentes y ofrecen a las personas afectadas por las desigualdades la oportunidad de organizarse para manifestar a los gobiernos sus frustraciones y desafíos, lo que, a su vez, genera nuevas presiones sobre los gobiernos. El involucramiento de la sociedad, especialmente, los grupos más excluidos, en el diseño de soluciones a sus problemas no solo es posible sino necesario y urgente.

Dada la complejidad y variedad de los problemas sociales, las interacciones universidad – empresa y los enfoques interdisciplinarios que esta interrelación permite son esenciales para identificar soluciones a problemas sociales. Proveen, adicionalmente, mejor entendimiento de las idiosincrasias de los grupos, de su aversión al riesgo, sus flujos financieros, su capital económico y humano y de las redes sociales en las que participan. Adicionalmente, este mecanismo legitima la política social, en la medida que convierte a los beneficiarios en partícipes activos en el proceso de innovación.


Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

Bicentenario Cruce de Los Andes


2da. evaluación institucional externa - CONEAU 22

Estimado claustro universitario:

“En relación a la Investigación UMaza posee una serie de normativas para la promoción de las actividades de investigación que han producido un impacto muy positivo desde la 1ra evaluación externa. Estas conforman el diagnóstico actual del sistema y su importante evolución favorable desde el 2010. Hay otras normativas que fueron establecidas después de la presentación del informe de Autoevaluación y que fueron informadas durante la visita del CPE, aún no tienen efectos verificables, pero pueden considerarse muy positivas.

El perfil del investigador de I+D en la UMaza está delineado en coincidencia con lo que se espera en estos casos: espíritu creativo, compromiso institucional y con su proyecto, habilidad para el trabajo en equipo, capacidad para formar discípulos, con gran iniciativa y de asimilación de nuevos conocimientos y de diseñar proyectos I+D.

Un rasgo importante es que todos los Investigadores, definidos como tales en UMaza, ejercen la docencia en la Institución, con un claro sentido de generar retroalimentación virtuosa en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Por otro lado, se ha observado en las entrevistas que algunos investigadores poseen alguna función de gestión.

Las líneas de investigación son propuestas por las Facultades a través de resoluciones homologadas por el Rectorado, en las cuales se definen las líneas o áreas prioritarias en cada Unidad Académica. Existe un consenso interno sobre la definición, rasgos y requisitos mínimos a reunir para ejercer como Director o Codirector de Proyectos y para los integrantes como Investigador Asociado, Investigador Principiante, Investigador Asistente, Ayudante de Investigación, Asesor Externo y Becarios de Investigación (alumnos de grado incorporados a los proyectos).

Las convocatorias para financiamiento dentro de la Universidad pasó de anual (2006 y 2007) a bianual (2009 a 2013). Una presentación bianual parece mucho más razonable en vista de toda la energía puesta desde la gestión. Lo importante es destacar que a partir del 2010 el director del proyecto debe prever, además de otros gastos, los sueldos del equipo de investigación en horas de investigación/semana, siendo este último el rubro más importante de los fondos que la UMaza destina a la investigación.

En la grilla de evaluación se busca siempre un equilibrio interno, para no favorecer excesivamente los grupos más competitivos en desmedro de los que son financiados exclusivamente por UMaza.

A partir del 2015 el sistema de convocatorias y los requisitos han sido modificados en forma sustancial. Esta nueva información surgió durante la visita del CPE y documentada correspondientemente. Estas nuevas disposiciones aspiran a una mejora integral del área de Ciencia y Técnica. La más importante es la que determina la nueva normativa en materia de investigación y que tiene carácter de Ordenanza; supone un nuevo paso de calidad con respecto a disposiciones anteriores. Entre los principales delineamientos que deben tenerse en cuenta:

1- Redefine al Investigador UMaza, su perfil y sus funciones. Se requiere preferentemente título de posgrado.

2- Entre sus obligaciones de oficio: generar conocimiento, transferencia y vinculación, sus proyectos deben ser auditados y debe estar registrado en el sistema CVar del sistema de Información de Ciencia y Tecnología dependiente del MINCyT.

3- Obliga a los investigadores, para ser definidos como tales, a categorizarse dentro de las normas fijadas por el sistema Nacional de Categorización determinado por el MINCyT.

4- Define los cargos de Investigadores hacia el interior de UMaza. Crea la figura de Director de Centro, Instituto, Laboratorio u Observatorio. El escalonamiento es: Director de Proyecto, Codirector, Investigador, Becario Diplomado y Asesor Externo. La carga horaria para cada categoría está determinada por normativa.

5- Además el Becado Diplomado para graduados recientes, se mantiene la figura del Becario Estudiante, que son los estudiantes con becas rentadas o ad honorem, se incorporan a los proyectos de investigación como actividad extracurricular. Con esto se propone un camino lógico para que los estudiantes se incorporen a la dimensión Investigación: primero como Becario Estudiante y luego como Becario Diplomado.

6- Se crea también un incentivo específico para aquellos graduados docentes investigadores que estén inscriptos en doctorados y cuyo tema de tesis forma parte de un proyecto de investigación de UMaza aprobado en la convocatoria 2015. El incentivo se denomina “Programa de Incentivo Docente para alcanzar titulaciones de Doctorado”

7- Finalmente en diciembre de 2015 se aprueban las bases de la convocatoria bianual 2015 con características distintivas con respecto a las anteriores y más con la sintonía con los llamados nacionales del FONCYT".


Dr. Daniel R. Miranda 
Rector UMaza

Bicentenario Cruce de Los Andes