jueves, 27 de marzo de 2014

Bullying, burn out, mobbing, grooping 14

CR057/14

Mendoza, 27 de marzo de 2014

Bullying, burn out, mobbing, grooping 14

Estimada comunidad Universitaria:

Seguimos desarrollando estos temas de tanta importancia en las circunstancias actuales.

Mobbing maternal:
No siempre el acoso tiende a la eliminación del compañero o subordinado incómodo. Frecuentemente lo que pretende quien acosa es mostrar a la víctima o a los demás su poder, y hacerlo mediante la destrucción de aquel al que va a victimizar, incluso marcar o mostrar un ejemplo de lo que puede ocurrirle a alguien.

El llamado mobbing maternal o más propiamente: acoso contra las mujeres embarazadas, es uno de estos casos en los que no se busca la destrucción de la víctima de forma directa, sino que a pesar de conseguirlo, lo que se busca en forma inmediata y directamente es mostrar un ejemplo lo que puede llegarle a pasar a quien se atreva a quedar embarazada. Es un tipo de castigo ejemplificador que debe servir de aviso para otras mujeres que observan lo que le ocurre a la víctima y que de este modo no se atreven a quedarse en situación de gravidez.

Según datos estadísticos, la mitad de las mujeres que atiende la “ Fundación Madrina “ de CABA, han sufrido mobbing en el momento que han quedado embarazadas.

Una investigación elaborada por Piñuel y Zabala, establece que:
• El 18% de las trabajadoras denuncian que en su organización se producen presiones contra las mujeres por causa de su maternidad.
• El 8% de las trabajadoras acosadas refieren como causa principal del mobbing su maternidad.
• El 16% de las trabajadoras acosadas lo son por reclamar derechos laborales que les corresponden.
• El 16% denuncian acoso simplemente por el hecho de ser mujeres.

Perfil habitual de la víctima en mobbing en gral:

• Personas que tienen mayor probabilidad de ser envidiadas por sus características personales, sociales o familiares ( por su éxito social, su buena fama, inteligencia, apariencia física, etc.)
• El mobbing suele afectar a trabajadores perfectamente válidos y capaces, bien valorados y creativos. Muy frecuentemente se trata de adultos reconocidos por sus cualidades, de forma que suelen estar, paradójicamente, entre los mejores de la organización.
• En otros casos se debe a su resistencia de participar, colaborar o mirar “ para otro lado “ mientras se producían cambios o modificaciones en el staff, es decir por aquello que conocen o han presenciado.
• Otro perfil es el de aquellos que presentan un exceso de ingenuidad y buena fe y que no saben hacer frente desde el principio a aquellos que pretenden manipularlos o perjudicarlos.
• También se elige a la víctima debido a su juventud, orientación sexual, ideología política, religión, procedencia geográfica, etc.
• Es muy fcte que se seleccione a las víctimas entre personas que presenten un factor de mayor vulnerabilidad personal, familiar o social ( inmigrantes, discapacitados, enfermos, víctimas de violencia doméstica, mujeres u hombres atractivos…). En estos casos la posibilidad de hacer frente a los acosadores disminuye, viéndose facilitada la impunidad de estos.

Las víctimas, pues, suelen ser persona con elevada ética, honradez y rectitud, así como un alto sentido de la justicia. Personas con alguna característica que los distingue, como las mencionadas: embarazadas, jóvenes, atractivas, etc) Personas altamente capacitadas, personas populares, líderes natos. Personas con una elevada capacidad empática, sensibilidad o compresión del sufrimiento ajeno. Personas con situaciones personales o familiares altamente satisfactorias, personas en situaciones de alta vulnerabilidad, etc.


Continuaremos con: Perfil del acosador en mobbing.

Cordial saludo.







Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMAZA

viernes, 14 de marzo de 2014

Bullying, burn out, moobing, grooping 13

CR040/14

Mendoza, 14 de marzo de 2014

Bullying, burn out, moobing, grooping 13

Estimada comunidad universitaria:

Continuamos desarrollando moobing:

Características del moobing:

Son estrategias habituales en el acoso laboral las siguientes:

• Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está solo o en presencia de otras personas.
• Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inanalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.
• Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.
• Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.
• Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar ( “hasta que se aburra y se vaya”)
• Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.
• Tratarle de manera diferente o discriminatoria, usar medidas exclusivas contra él, con vistas a estigmatizarlos ante otros compañeros o jefes ( excluirle, discriminarle, tratar su caso de forma diferente, trasladarle a puestos inferiores, rebajarle el sueldo)
• Ignorarle (“hacerle el vacío”) o excluirlo, hablando solo a una tercera persona presente, simulando su no existencia ( “ninguneándolo”) o su no presencia física en la oficina, o en las reuniones a las que asiste (“como si fuese invisible”).
• Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño laboral, y acusarle después de negligencia o faltas profesionales.
• Difamar a la víctima, extendiendo por la empresa u organización rumores maliciosos o calumniosos que menoscaban su reputación, su imagen o su profesionalidad.
• Infravalorar o no valorar en absoluto el esfuerzo realizado por la víctima, negándose a evaluar periódicamente su trabajo.
• Bloquear el desarrollo o la carrera profesional, limitando, retrasando o entorpeciendo el acceso a promociones, cursos o seminarios de capacitación.
• Ignorar los éxitos profesionales o atribuirlos maliciosamente a otras personas o a elementos ajenos a él, como la casualidad, la situación de mercado, etc.
• Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas, sus soluciones, etc; o simplemente no tomarlas en cuenta bajo cualquier pretexto.
• Monitorizar o controlar maliciosamente su trabajo con vistas a atacarle o a encontrarle faltas o formas de acusarle de algo.
• Castigar duramente o impedir cualquier toma de decisión o iniciativa personal en el marco de sus responsabilidades y atribuciones.
• Bloquear administrativamente a la persona, no dándole traslado, extraviando, retrasando, alterando o manipulando documentos o resoluciones que le afecten.
• Ridiculizar su trabajo, sus ideas o los resultados obtenidos ante los demás trabajadores, caricaturizándolo o paradiándolo.
• Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando documentos, armarios, cajones, etc.
• Robar, destruir o sustraer elementos clave para su trabajo.
• Atacar convicciones personales, ideales, o religión.
• Animar a otros compañeros/jefes a participar en cualquiera de las acciones anteriores mediante la persuasión, la coacción o el abuso de autoridad.

Continuaré con mobbing maternal.

Cordialmente.