miércoles, 27 de mayo de 2015

Adolescentes 11

Estimada comunidad universitaria:

Es muy importante el cuidado de la salud en la adolescencia.

Los padres suelen llevar a los bebés y a los niños a los controles de salud correspondientes, pero qué pasa cuando los hijos llegan a la adolescencia?
A los adolescentes les parece innecesaria la visita al médico y sus padres a veces, desconocen su importancia, pero en este período hay situaciones que pueden pasar desapercibidas en la vida cotidiana, siendo el profesional de la salud el que ayuda a detectarlas.

Las entrevistas con los adolescentes se dividen en tres etapas: la primera habitualmente en presencia del acompañantes donde se pregunta sobre antecedentes personales y familiares, se habla sobre el motivo de la consulta de ambos, hábitos, escolaridad, vacunaciones, etc. La segunda parte puede realizarse en el/la joven a solas siempre y cuando él o ella así lo deseen, respetando la privacidad y el pudor y sobre todo la confidencialidad como ya lo expresamos. Es importante pesquisar y prevenir los hábitos de riesgo, se aclaran dudas sobre cambios biológicos y puberales, relaciones sexuales, masturbación, anticoncepción. Luego se realiza el examen físico evaluando peso, talla, grado de desarrollo puberal, examen cardiovascular, respiratorio y abdominal, examen de genitales y de columna. La tercera etapa es el cierre de la consulta donde se acuerdan y conversan los pasos a seguir y se pautan objetivos de las próximas visitas. Los estudios complementarios se realizarán de acuerdo a lo detectado en la consulta y variarán según la sospecha de enfermedad y los hábitos.

Se recomiendan al menos 2 controles clínicos al año durante la pubertad y uno al año durante al adolescencia.
Por ello es fundamental que los adolescentes tengan médicos de cabecera en quien confiar, que pueda acompañar tanto a ellos como a su familia, en esta compleja etapa de la vida.

El/ La joven son los protagonistas principales de la consulta, aún cuando ésta sea solicitada por los padres y concurra con ellos. Si concurre con la familia, se respetará el derecho a la confidencialidad, pudor y privacidad del adolescente.

Se acordará con el paciente los momentos a solas con el profesional y los momentos compartidos con la familia y acompañantes. Es conveniente que el secreto profesional y su alcance sean aclarados desde las primeras entrevistas.

El adolescente también puede concurrir solo ya que existen leyes al respecto, la consulta siempre estará enmarcada en la confidencialidad, con excepción de que el profesional detecte riesgo grave para la salud o vida del paciente. Situación en la cual, con el conocimiento del joven, se convocará a un adulto responsable.


Cordial saludo.


Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMAZA

           2015: año del 55º aniversario UMaza  



martes, 19 de mayo de 2015

Adolescentes 10

Estimado claustro universitario:

En nuestros adolescentes son signos de riesgo:

  •   Alteraciones de los vínculos familiares. Disfunciones familiares. Divorcios. Familias uniparentales. Mala relación con los progenitores. Hijos únicos. Familias numerosas. Enfermedades graves  o muertes.
  • Vivienda precaria / hacinamiento.
  •  Abandono físico o moral.
  • Embarazo adolescente o no deseado.
  • Migraciones.
  •  Problemas de conducta. Mentiras, ocultamientos, miedos obsesivos, tristeza o llantos inexplicables, conductas descontroladas, fugas del hogar.Violencia: maltrato, abuso físico, psíquico, sexual o económico; pertenencia a grupos peligrosos, violentos, delictivos, portación de armas, antecedentes judiciales o penales.
  • Actividad sexual de riesgo. Comienzo precoz, promiscuidad, prostitución, irresponsabilidad, homosexualidad, embarazo.
  • Alteraciones psicológicas y psiquiátricas. Manifestaciones explícitas o implícitas de suicidio; frustraciones o accidentes reiterados. Trastornos de conductas. Cambios de comportamiento.
  • Problemas escolares. Dificultades que persisten desde la infancia o aparecen en la adolescencia. Escaso rendimiento. Fracaso o abandono escolar.
  •  Actividad laboral insalubre, en la calle, ilegal, demasiado exigente para la edad, desocupación.
  • Adolescente que no trabaja ni estudia.
  • Pobreza, marginación.
  • Enfermedades crónicas o incapacitantes o con potencia mortal.
  • Alteraciones alimentarias.
  • Consumo de drogas, alcohol, tabaco.

Continuaremos con las etapas de la adolescencias y sus características.

Cordial saludo.

Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMAZA

           2015: año del 55º aniversario UMaza   


Gas pimienta y sus efectos en seres humanos

Estimada comunidad universitaria:

El gas pimienta es irritante y sus efectos no son permanentes. Causa rápidamente irritación en los ojos y los enrojece (ojo rojo) incluso puede producir lagrimeo intenso y ceguera temporal. En la piel se siente picazón y en las fosas nasales se produce abundante rinorrea, en fauces puede producir ardor e incluso en vías respiratorias sensación de asfixia. En caso que se inhale puede provocar tos seca intensa y vómitos. Es en general muy irritativo y el efecto puede durar varias horas si no se realiza rápidamente tratamiento.

El gas pimienta es un compuesto químico cuyo ingrediente activo es la capsaicina, es un compuesto derivado de las frutas de las plantas del género capsicum. Son vegetales nativos de América que corresponden a los ajíes, pimientos, guindillas o chiles.

Se denomina también spray de pimienta, spray OC, gas OC, spray de capsicum.

A través de métodos bioquímicos se puede medir la cantidad de capsaicina en los diferentes spray. También existen formas para medir la picantez de los spray de pimienta.

Esta sustancia es un agente inflamatorio, causa el cierre inmediato de los ojos, dificultad en la respiración, picor inmediato de nariz y tos intensa. La exposición durante varios minutos y repetida altera la sensibilidad de la córnea. Puede generar ceguera temporal con duraciones de 15 a 30 minutos y una sensación ardiente de la piel que dura 45 a 60 minutos, incluso espasmos de la parte superior del cuerpo que llevan a la persona a doblarse hacia adelante, puede producir disfonía y afonía de 3 a 20 minutos. En las personas que tienen asma puede generar crisis severa que incluso requiera internación, con riesgo de vida.
Genera queratitis ( inflamación de la córnea ) que sumado a la picazón y restregarse los ojos puede llevar a úlceras de córneas severas. La exposición a gas pimienta puede dejar cefaleas de leves a intensas e incluso trastornos respiratorios ( tos seca, rinorrea seromucosa ) y gastrointestinales ( arcadas, naúseas, vómitos ) durante varios día ( 4 a 7 aprox. )

Se utiliza para dispersar disturbios o como defensa personal. El aerosol de pimienta está prohibido internacionalmente para su utilización en la guerra, desde la Convención de Armas biológicas de 1973, pero no para la utilización en la seguridad interna.

Aunque no hay ninguna manera de neutralizar completamente el aerosol de pimienta, su efecto puede ser minimizado o detenido en forma progresiva. Es fundamental saber que para realizar los primeros auxilios que la capsaicina no es soluble en agua e incluso grandes cantidades de agua tienen poco o ningún efecto. Es, sin embargo, soluble en grasas y aceites, de tal manera que se pueden utilizar leche o detergentes para disminuir sus efectos o lavar las zonas expuestas. Para el lavado de ojos se puede colocar gotas no tóxicas de proporción 1:1 agua e hidróxido de aluminio que ayuda rápidamente a neutralizar el aerosol de pimienta y aliviar los síntomas.

Es muy importante que las víctimas deben parpadear vigorosamente para soltar lágrimas, que ayudará a eliminar las sustancias irritantes de los ojos. Las zonas expuestas al gas pimienta pueden lavarse con agua más desengrasantes suaves, por su solubilidad.

Algunos aerosoles de pimienta también contienen gás lacrimógeno que agrava aún más las lesiones sobre los ojos y sobre todo sobre córnea.

En los hechos sucedidos recientemente y de conocimiento público se utilizó lo que se denomina “ preparación tumbera “ denominado “ mostacero “ que incluye una mezcla casera de ají picante, pimienta cayena y una sustancia ácida ( vinagre: ácido acético ) para que fermente pero en definitiva contiene el principio activo mencionado: capsaicina. El color anaranjado responde al proceso de fermentación que se genera.


Dr. Daniel R. Miranda
Pdte. Subcomisión Nacional Prevención Lesiones
Sociedad Argentina de Pediatría
CNPL – SAP - 2015






jueves, 14 de mayo de 2015

Adolescentes 9

Estimado claustro universitario:

En relación a los factores exógenos que influyen como riesgo en adolescentes son:

  •  Familia: características autoritarias, permisiva, desequilibrada, disfuncional, desintegrada, conducta de riesgo de los padres.
  •  Maltrato y abuso: tanto físico, psicológico como sexual.
  •  Nivel socioeconómico: aunque los factores predisponentes exógenos actúan en todos los estratos socioeconómicos, podrían ser mayores en los más carenciados por alteración de los ciclos vitales.
  •  Pares: a menudo la experiencia que implica ser responsable de sus acciones y asumir las consecuencias de estar con pares ( de su misma edad y sexo) con conductas de riesgo. Las influencias y los contactos con compañeros y amigos que exhiben situaciones de peligro deben ser tenidos siempre en cuenta por parte de los padres, la familia en general, la escuela y el trabajo en caso que lo hagan.


            Medio escolar: aunque el colegio debería ser un medio protector, con frecuencia también motiva conductas de riesgo.

Hay también factores precipitantes:

1-   Intención mediata de involucrarse en conductas de riesgo.
2-   Falta de voluntad y habilidad para resistir la presión de los pares.
3-   Migraciones múltiples que impiden que los jóvenes logren arraigarse y definir su estilo de vida.

En definitiva, los comportamientos asociados a morbimortalidad del adolescente poseen un aspecto en común: correr riesgos. Es decir que la vulnerabilidad del adolescente se vincula con la exposición voluntaria o involuntaria al peligro.

Continuaré con signos de riesgo más significativos.



Cordial saludo.


Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMAZA

                                                         
          2015: año del 55º aniversario UMaza   

miércoles, 6 de mayo de 2015

Adolescentes 8

Estimada comunidad universitaria:

Los factores de riesgo predisponentes pueden ser endógenos y exógenos:

Los endógenos son : sexo, edad, bajo nivel intelectual, psicopatología, creencias religiosas, percepción del riesgo.

Sexo: las conductas de riesgo predominan en los varones, por la tendencia cultural a impulsarlos a este tipo de acciones que rayan la omnipotencia. Por lo tanto el peligro de muerte es mayor en varones.

Edad: a medida que la adolescencia avanza, la posibilidad de involucrarse en conductas de riesgo se acrecienta. En los sectores marginales de la sociedad, los comportamientos de riesgo a menudo a aparecen a edades tempranas, quizás por la disfunciones familiares o desintegraciones familiares.

Bajo nivel intelectual: la falta de capacidad para razonar y para tomar decisiones apropiadas aumenta las conductas de riesgo.

Psicopatología: las enfermedades psiquiátricas o los trastornos psicológicos constituyen un factor importante en el comportamiento de riesgo.

Creencias religiosas: las prácticas religiosas por convicción debería ser un factor protector, pero cuando llega al fanatismo o fundamentalismo se convierten en un factor de riesgo.

Percepción del riesgo: no todos los jóvenes son capaces de percibir el riesgo, el peligro  y por lo tanto pueden involucrarse en conductas peligrosas porque no pueden evitarlo. Cada individuo, posee una percepción distinta del riesgo, que depende del grado de conocimiento de los factores protectores aprendidos y ejercitados a lo largo de la vida. Se logra en los niños que se exponen en forma gradual y cuentan con el apoyo de adultos que los cuidan y ayudan a resolver problemas; llegan así a la adolescencia con mayor seguridad para afrontar el riesgo. Los niños muy sobreprotegidos o que no cuentan con adultos formadores que faciliten el aprendizaje, tienen grandes dificultades para controlar el riesgo.


Dr. Daniel R. Miranda
Rector UMAZA

                                                         
               2015: año del 55º aniversario UMaza